SEMBLANZA CURRICULAR

Mi foto
Nació en Cuerámaro, Guanajuato. Es DOCTOR EN ARQUITECTURA (2009), Maestro en Arquitectura (2000) y Arquitecto (1976), por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Miembro de la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística; profesor de asignatura en Posgrado en Arquitectura (FA UNAM), coordinador y ponente de diplomados en la DECAD FA UNAM, profesor titular en la Universidad Marista campus Ciudad de México, profesor invitado de posgrado por la Universidad de San Carlos de Guatemala (USAC), conferencista, aficionado a la pintura, la música, la historia y la literatura; viajero empedernido, autor de la monografía histórica "Cuerámaro... desde los muros de una hacienda" publicada en la edición especial de la Colección Bicentenario (2010), Gobierno del Estado de Guanajuato, Actualmente es Director de Integración de Planeación, Proyectos y Presupuestos, de la Dirección General de Obras y Conservación, de la UNAM.

sábado, 3 de febrero de 2018

(2/3) CARTOGRAFÍA DEL FUERTE DE LOS REMEDIOS DURANTE LA GUERRA DE INDEPENDENCIA


Recomendación: para apreciar mejor las imágenes de click en cada una de ellas.



Trabajo recepcional que presentó HORACIO OLMEDO CANCHOLA para su ingreso como Socio Activo de la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística en Sesión Solemne de 15 de enero de 2018, 12.30 horas, en la Ciudad de México.

 


Introducción a la segunda parte
Decíamos en la primera parte, que a través de una bruma de ingratitud y olvido que ha difuminado el significado histórico de la gesta de Los Remedios, cronistas e historiadores, lugareños y forasteros, generalizando, simplemente llaman “cerro del fuerte” a todo ese hermoso conjunto orográfico, sin precisar más allá del nombre y de la localización de la cueva del padre Torres.
En tal contexto, para determinar y recrear conceptualmente los escenarios de los acontecimientos que dan origen al estudio, fue indispensable recurrir a fuentes primarias como los informes de Pascual de Liñán y de sus comandantes, así como diversas declaraciones de los prisioneros tomados durante la caída del fuerte. También fue necesario recurrir a los planos y dibujos que levantaron oficiales realistas antes, durante y después del sitio, los cuales afortunadamente se conservan bajo el resguardo de diferentes instituciones nacionales y extranjeras, especialmente en la Real Academia de Historia de España, la Biblioteca del Congreso en Washington, y el Archivo General de la Nación, de México.
A partir de dichas fuentes, finalmente pude recrear la poligonal de la fortaleza, reconociendo sus principales hitos para ubicarla con precisión.
Estudio hecho por Horacio Olmedo Canchola con base en una imagen digital de Google Earth (2011)

SEGUNDA PARTE
El siguiente paso fue definir los principales elementos y las características de la fortaleza.
Para ello partí del estudio de un hermoso dibujo del fuerte de Los Remedios, el primero que se conoce, que actualmente se encuentra en el Archivo General de la Nación, el cual fue hecho por orden del coronel realista Francisco de Orrantia, en 1816, para enviarlo con un informe al virrey.
Fuerte del padre Torres en el cerro de San Gregorio, 1816 (AGN)
Las fuentes anteriores permitieron tener una primera imagen conceptual de la fortaleza en el contexto geográfico.
Identificación de hitos en el contexto físico.
 Acudimos luego a las demás fuentes, sobre todo a los planos de la Colección de Juan Ruiz de Apodaca, que se encuentran en la Real Academia de Historia de España, y a los informes de los realistas.
Un primer dibujo de la Colección Ruiz de Apodaca nos da la vista del fuerte desde el campo del Plan, en la planicie de La Garita, donde desemboca el arroyo del Sauz.
Vista desde el Campamento del Plan (la Garita)
Cuando Xavier Mina llegó a Los Remedios, después de haber salido de El Sombrero en agosto de 1817, prevalecían en aquel las condiciones representadas originalmente en el dibujo de Orrantia (AGN).
En tales condiciones, pese a la protección que proporcionaban las barrancas, después de haber recorrido la fortaleza, Mina observó que el fuerte de Los Remedios resultaba vulnerable a un ataque realista bien planeado.
Para solucionar las deficiencias de mayor riesgo, Mina, de acuerdo con el padre Torres, delineó un plan de modificaciones a la fortaleza, cuya realización se llevaría a cabo bajo la dirección de coronel Diego Novoa, que permanecía en Los Remedios.
El fuerte de Los Remedios en la Colección de juan Ruiz de Apodaca 1817. (RAHE)
En las siguientes imágenes se observan algunas de las principales diferencias de antes y después de las modificaciones delineadas por Mina.
Diferencias en la estructura de la fortaleza 1816-1817
 Las modificaciones consistieron principalmente en muros, cortinas, parapetos y troneras. Específicamente se hicieron el rediente de la Libertad con un baluarte interior y un murallón contiguo, el baluarte de Sta. Bárbara y un parapeto debajo del Tepeyac, que formaba una pequeña plaza de armas.
Después de la caída de El Sombrero, el ataque a Los Remedios era inminente. Conscientes de ello, el padre Torres y Mina acordaron que el primero permanecería en el fuerte, apoyado por doce oficiales extranjeros que habían llegado al fuerte luego de haber escapado del Sombrero, mientras Mina, en el exterior, tomaría el mando de un cuerpo de caballería integrado por cerca de mil elementos, con algunos de sus oficiales extranjeros y las partidas de Lucas Flores, Pedro Moreno, Encarnación Ortiz y Trinidad Magaña.
 Liñán llegó a la hacienda de Cuerámaro el 31 de agosto. Dejó allí una compañía resguardando los molinos de trigo, que aseguraban abundante provisión de granos. De ahí siguió a la hacienda de Tupátaro, donde pernoctó e instaló provisionalmente su cuartel general.
Al día siguiente llegó a la planicie de San Gregorio. Tomó La Garita y estableció el campamento del Plan, para los cuerpos de caballería, cerrando a los insurgentes toda posibilidad de salida por ese punto.
La Garita era el primer punto de la fortaleza, y el único acceso visible a Los Remedios.
Por un informe de Pascual de Liñán, sabemos que los insurgentes hicieron explotar La Garita a la llegada de los realistas, pero que por error de cálculo la construcción voló antes de que las tropas llegaran, lo que salvó a muchos de sus hombres, y le permitió  obtener el control de la única entrada y salida visible del fuerte.
En la actualidad se conservan apenas algunas ruinas de las construcciones insurgentes en La Garita y en la explanada de la Cueva del padre Torres, pero han sido severamente dañadas por vándalos, y sobre todo por ignorantes que buscan los tesoros enterrados del padre Torres, sin saber que lo que destruyen es el verdadero tesoro cultural e histórico.
El sitio comenzó formalmente el 1 de septiembre, cuando los realistas ocuparon todos los puntos estratégicos alrededor del fuerte, y al otro lado de las barrancas que lo circundan.
Observando la orografía desde otro ángulo, de norte a sur, en una imagen digital generada en Google Earth, podemos recrear la localización del polígono de Los Remedios y las posiciones de los campos realistas.
Posiciones de las tropas realistas en el sitio al fuerte de Los Remedios (HOC)
 Liñán estableció su cuartel general en lo alto del cerro del Bellaco, frente al baluarte del Tepeyac, hasta donde subió tropas y armamento.
Reconstrucción conceptual del polígono del fuerte de Los Remedios y las posiciones realistas durante el sitio, en el contexto geográfico a partir de una imagen virtual de Google Earth, hecho por Horacio Olmedo Canchola.
Así dio comienzo el trágico sitio al fuerte de Los Remedios, que duraría cuatro meses, uno de los más prolongados de la Guerra de Independencia.

(CONTINUARÁ)

El contenido e imágenes de esta publicación están protegidas por el Derecho de Autor. Se prohibe su copia, publicación o difusión por cualquier medio, sin la autorización expresa de Horacio Olmedo Canchola.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos tus comentarios serán bienvenidos y serán transmitidos al autor del artículo comentado. Sólo te agradeceré guardar la cortesía y el respeto necesarios para la mejor convivencia.